Digimon Adventure 2020: ¿Era realmente necesario un reebot?

Digimon Adventure 2020: ¿Era realmente necesario un reebot?

Digimon Adventure 2020: ¡No Toques! Algo que no esta roto

La franquicia de Digimon es sin duda una de las obras que con el pasar del tiempo nos ha demostrado que tiene el potencial para convertirse en una de las mejores y es que gracias a su extenso multiverso y personajes que se han ido desarrollando a través de su anime, manga y videojuegos se han ganado el respeto y la admiración de todos sus fans. Cada temporada de Digimon te demostraba lo extenso y complejo que es el mundo digital, además de que sus easter-egg y referencias las han aprovechado muy bien, de tal forma en la que nos ligan las diferentes versiones, protagonistas y hechos que van ocurriendo, haciendo posible un multiverso.

Todo iba bastante bien con el anime que, ya tenia enganchado a su propio público, uno que ya estaba familiarizado con la narrativa de las series que con cada cambio de temporada nos mostraba nuevos protagonistas, nuevos digimons, una nueva forma de digievolución y la animación de algún villano Digimon que antes solo veíamos en videojuegos, carta o manga.

Pero todo esto cambio en el 2015 cuando Toei Animation estrena simultáneamente dos versiones de este anime teniendo por un lado una serie de Ovas que nos muestran a los protagonistas de Adventure enfrentando a un nuevo enemigo y por el otro lado el estreno de una nueva temporada titulada Digimon Universe App Monster.

Esto lejos de beneficiar la franquicia, provoco dos cosas, por un lado, logro que la nueva temporada fuera opacada y olvidada por los fans, a la vez que gracias al buen recibimiento de Adventure Tri hizo que Toei decidiera explotar a los primeros protagonistas, haciendo posteriormente una película, que solo ha sido vista en Japón y el lanzamiento de un reboot   de la primera temporada. Pero ¿Por qué esto ultimo es malo?

La película estrenada en febrero, no la podemos comentar porque solo ha sido vista en el país de las “monas chinas” pero con respecto al reboot que se estrenó el pasado domingo, podemos decir que las cosas no parecen pintar bien para esta franquicia y para explicar esto nos vamos a ir al factor nostalgia y al factor nuevo público.

La nueva serie si bien fue creada y desarrollada gracias a la nostalgia, la verdad es que parece hecha para enganchar publico nuevo y juvenil, ¿en que nos basamos para decir esto? Para empezar, tenemos el escenario donde ocurren todos los hechos que nos introducen al 2020 e intentan adaptar a la versión de 1999 a los tiempos modernos donde tenemos celulares inteligentes e internet.

Además de que intentan adaptar todo lo mejor de las antiguas versiones a esta, viendo referencias y similitudes con Frontier, Data Squad, Tamers y la primera película Our War Game, todo esto de una manera más comercial que enriquecedor para el guion. Otro detalle es que a diferencia de Tri o de la cinta de Last Evolution que pegaba mucho al factor nostalgia recreando los soundtracks, opening y ending este nuevo reboot opta por dejar todo eso de lado y crear un nuevo material.

Esto ultimo nos da a entender que esta serie busca un nuevo público, adaptando lo mejor de la franquicia a este nuevo anime, pero contradictoriamente también tenemos el factor nostalgia que lo vemos con el dibujo y el diseño de los personajes así como sus casas y la ciudad donde viven, además de que se respeta la forma de ser de casi todos los protagonistas exceptuando a Yamato o Matt (como lo conocemos en Latinoamérica)  quien a primera impresión pareciera tener una actitud similar a la de Kouji (Digimon Frontier).

Otro detalle que también tiene que ver esto ultimo es la falta de introducción a los personajes, así como a los digimons y su mundo, que si bien los que crecimos con esta serie ya sabemos todo eso, el publico nuevo y a quien parece ir dirigido no, sumado a esto tenemos los contrastes psicológicos entre los “niños elegidos” del 1999 contra el de 2020, los primeros manejando una inocencia y actitudes más humanas a diferencia de esta nueva versión.

Un ejemplo de esto es cuando Taichi (Tai) e Izumi (Izzi) conocen a los digimons y entran al mundo digital mostrando una rápida aceptación y asimilación de esos seres y de ese nuevo mundo, evitando reacciones, sorpresas y miedos, cosa que no vemos en la versión 1999 donde los niños se sorprenden y asustan al ver “monstruos” junto a ellos y el andar en un lugar que no conocen donde incluso tienen demasiadas dudas, sin mencionar los casi 10 capítulos que tardaron en asimilar todo.  

Por último, esta ese sentimiento agridulce de ver a los personajes de tu infancia que crecieron y maduraron contigo, ahora como unos niños neo-millennials, hace que la idea de que esta nueva serie es para otro publico sea mucho más evidente.

En conclusión, ¿era realmente necesario un reebot de la serie? ¡Por supuesto que NO¡, si se buscaba un público nuevo a la vez que explotaban a los primeros protagonistas muy bien podían hacer un remake o adaptar las historias de los videojuegos y mangas que nunca fueron animados, además de que podían dar continuación a otras temporadas que también son muy buenas y que quedaron con preguntas al aire como Digimon Tamers por mencionar un ejemplo.

Digimon Adventure 2020 ya está disponible en la plataforma de streaming de crunchyroll   donde cada domingo nos traerá un nuevo capítulo.

https://www.crunchyroll.com/es/digimon-adventure-2020