Reseña: Honey Boy

Reseña: Honey Boy

A pesar de parecer una justificación sobre su vida de arrebatos, Shia LeBeouf muestra de manera profunda y cruda el mundo de la explotación infantil en la entrañas de Hollywood.

Director: Alma Har’el

Protagonistas: Shia LaBeouf, Lucas Hedges, Noah Jupe

Género: Drama

Duración: 94 mins

Estreno: 6 de marzo de 2020

Si bien “Honey Boy” puede lucir en un primer momento como un acto de justificación de la propia vida polémica de Shia LaBeouf, su cinta autobiográfica logra profundidad, reflexión y una mirada cruda al mundo de la explotación infantil en la industria cinematográfica que muchas veces es pasada por alto a pesar de, literalmente, pasar en pantalla grande frente a nuestros ojos.

Basada en las propias experiencias del actor Shia LaBeouf, Honey Boy narra la difícil infancia de un niño actor en Hollywood, y las consecuencias de la fama, mientras intenta reconciliarse con su padre a través del cine, la imaginación y los sueños.

A través de una narración que transcurre tanto en la adultez como en la infancia del protagonista, Shia logra contrastar con su historia las consecuencias psicológicas, el abuso de drogas y la fractura familiar derivada de las vivencias de un niño que indudablemente representa el recorrido de muchos jóvenes buscando su sueño, o el de sus padres, en Hollywood.

LaBeouf consigue a la vez crear consciencia sobre un asunto al que muchas veces preferimos dar la vuelta, y a la vez aunque trata de explicar cómo experiencias traumáticas crearon un hombre iracundo, tampoco busca precisamente justificarlo y realmente no lo redime.

La cinta aprovecha también una estructura en forma de matroska, como pudimos ver en “Dolor y Gloria” para fortalecer su trama con la trama de una cinta ficticia generada por los protagonistas dentro de la misma película. Vemos la dicotomia de un niño fingiendo felicidad en una subpelícula mientras su vida se parte en la película que nosotros vemos… y nos hace preguntarnos sobre la vida misma del actor que actúa de actor en la vida real.

La falta de presencia materna, un padre que está ahí pero nunca se involucra sentimentalmente, una relación con drogas a una temprana edad y una carencia de amistades que vuelven incompetente la habilidad social, son los ingredientes que forman al honey boy y logran crear un personaje al que finalmente logras entender.

Honey Boy” es una cinta incómoda pero conmovedora y con un guion sólido y actuación impecable del propio LaBeouf, pero en la que todo el trabajo emotivo se lo lleva Noah Jupe, quien, como irónicamente como mencioné, se ha convertido en una estrella por su trabajo en “Extraordinario“, “Contra lo imposible” y “Un lugar en silencio“. Así que sí, es una producción que te ataca en múltiples niveles que van desde una película encerrada en otra, hasta la vida real en la que la misma estrella podría ser parte de una historia similar.