Reseña: “Last Christmas: Otra oportunidad para amar”

Reseña: “Last Christmas: Otra oportunidad para amar”

Una comedia navideña romántica entretenida pero olvidable que depende bastante del carisma de Emilia Clarke

Título original: Last Christmas

Director: Paul Feig

Protagonistas: Henry Golding, Emma Thompson, Emilia Clarke

Género: Comedia, drama, romance

Duración: 103 mins

Estreno: 6 de diciembre de 2019

Dueño de una carrera polémica con cintas como “Malas enseñanzas” y el remake femenino de “Cazafantasmas” en el 2016, Paul Feige toma el guión escrito por Emma Thompson y Greg Wise para una cinta romántica que intenta hablar de mucho y sorprender del todo, pero que falla y termina sosteniéndose solo por el carisma nato de una Emilia Clarke.

Kate es una jóven mujer que toma muchas malas decisiones. ¿Su última cita con el desastre? Haber aceptado un trabajo como elfo de Santa para una tienda departamental. Aunque, ella conoce a Tom ahí. Su vida toma una nueva dirección y las cosas parecen ir bien para Kate.

Hija homónima de la canción de navidad “Last Christmas”, la cinta no para de recordarnos con su estribillo la tonada que le dió origen y se convierte en un alma de doble filo para ella misma en ciertos momentos. Aunque, como abordaré ahora, no es el mayor de sus pecados.

Con Emilia Clarke como protagonista, la cinta gana un séquito de público deseoso de ver a esta actriz que irradia empatía y alegría y que, en conjunto con un tema tan familiar como la navidad y el romance, la volvieron rápidamente una producción que la gente quiere ver sí o sí. Y en ese sentido la película cumple con iluminar nuestro día con la madre de dragones, con los villancicos y la atmósfera decembrina, incluso con una historia inverosimil y cursi, pero romántica.}

El problema reside en varios puntos que incluyen su dependencia de un giro argumental que bajo un análisis ligeramente profundo no consigue dejar en claro la finalidad de la trama más allá de justificar una trama sobre el amor superficial, su falta de un ritmo constante en toda la cinta, los personajes poco desarrollados, las historias alternas que o quedan inconclusas o simplemente no aportan más que dejar en clara opiniones-hasta políticas- de los realizadores…

Los temas convencionales, las fórmulas y los clichés se acompañan de algunos buenos momentos y diálogos hilarantes que consiguen entretener al público. Bajo esa perspectiva “Last Christmas: Otra oportunidad para amar” cumple con ser un momento de diversión navideña. Eso no se puede negar. Pero no esperes recordarla más allá de lo que tardarás en llegar a casa. El trabajo de Feige es una dosis de analgésico que te hace sentir bien por un instante pero quizás nunca recuerdes ni su nombre.