Reseña: Presencias del Mal

Reseña: Presencias del Mal

Carente de profundidad y con una historia ambigua y de simbolizmos inentendibles, el mayor terror de la cinta es el caos que propone

Título original: The Turning

Director: Floria Sigismondi

Protagonistas: Mackenzie Davis, Finn Wolfhard, Brooklynn Prince

Género: Drama, terror, misterio

País: Reino Unido, Estados Unidos

Duración: 94 mins

Estreno: 24 de enero 2020

Con una trayectoria que incluye la dirección de renombradas series como “Daredevil“, “The Runaways” y “The Handmaid’s Tale“, Floria Sigismondi lleva a la pantalla una adaptación de la novela de terror de Henry James que conjunta muchos de los clichés de cintas de terror, pero cuyo principal problema es su simbología ambigua y por tanto su trama poco entendible que se siente carente de ritmo y hueca por dentro.

Una joven institutriz es contratada por un hombre que se ha convertido en el tutor de sus sobrinos tras las muerte de sus padres. Pronto descubrirá que tanto los niños como la casa esconden oscuros secretos y las cosas no son lo que aparentan.

Viniendo del desastre que significó “Terminator: Dark Fate“, Mackenzie Davis ofrece una actuación más sólida en esta historia de terror, pero vuelve a tropezar con un guion fragmentado cuyas partes no se conectan y cuya verosimilitud se ve entrecortada, sumergiendo al expectador en una narración poco clara pero lo que es peor, poco interesante, que posiblemente requiera ser conocedor del material literario original (y aun ese sentido terminaría siendo una pobre adaptación carente de emoción).

Tanto en adelantos e incluso en los primeros minutos la cinta propone lo que parece ser una cinta original, amenazando pero alejándose rápidamente de los screamjumps, con la incorporación de un Finn Wolfhard carismático que se siente a gusto en este tipo de producciones. Pero esta promesa de desarrollo cae en picada luego de media hora de película en la que la trama se conduce a través de sinsentidos consecutivos que no parecen llevar a ningún lugar y que ban añadiendo elementos que, o nunca son retomados o se hace poco por explicarlos.

“Presencias del Mal” apuesta por crear terror a través de una historia de fondo que vista de cerca tiene poca profundidad y donde sus entidades fantasmagóricas muestran un trabajo de efectos visuales deficiente que se siente extraño y fuera de lugar.

Contrastando con sus efectos visuales, hay que mencionar que la fotografía sí logra un nivel superior y muestras algunos paisajes y tomas logradas que por desgracia se pierden en las debilidades de la cinta. Aun sin conocer la novela original “Presencias del Mal” se percibe como una historia demasiado débil para un libro que tiene cierto grado de reconocimiento en el género y logra poco por entretener realmente.