Reseña: Unidos

Reseña: Unidos

Pixar vuelve la emotividad y calidad que lo caracteriza en una aventura épica pero en la que ya se siente desgastada la fórmula de su éxito.

Título original: Onward

Director: Dan Scanlon

Protagonistas: Tom Holland, Chris Patt, Octavia Spencer

Género: Animación. aventura, comedia

Duración: 102 min

Estreno: 6 de marzo de 2020

A casi 3 décadas de animar grandes clásicos de animación, Pixar llega este 2020 con “Unidos“, una cinta de aventuras épicas de elfos, magia y dragones con la calidad y la emotividad que caracteriza a todas sus producciones pero arriesga poco y se enfoca en un mensaje que ya no luce fresco, con personajes que al menos esta vez no terminan por ser memorables.

Ambientado en un mundo de fantasía suburbana, dos hermanos elfos adolescentes, Ian y Barley Lightfood, se embarcan en una aventura en la que se proponen descubrir si existe aún algo de magia en el mundo que les permita pasar un último día con su padre, que falleció cuando ellos eran aún muy pequeños como para poder recordarlo.

Tal y como lo ha venido haciendo a lo largo de los años, Pixar se caracteriza por una producción bien cuidada y atenta a detalles incluso alfondo de las tomas que sin duda los mantiene como un referente total en cuanto a departamentos de animación. De la misma manera, uno espera ser conmovido por una historia interesante para la mayoría de los espectadores. Y no defrauda en ninguno de esos aspectos.

La debilidad de “Unidos” es, por obvio que parezca, su falta de fortalezas. A más de ser una película efectiva, no es sobresaliente y más bien se convierte en un mensaje con personajes que se difuminan rápidamente en con el tiempo, que realmente no se consiguen desarrollar y finalmente se convierten en figuras genéricas en la historia.

Por supuesto que el viaje de los hermanos protagonistas nos obliga a inspeccionar en nuestros recuerdos y revalorar nuestras propias experiencias; por supuesto que la relación de éstos con sus padres presentes y ausentes nos hace redescubrir nuestra relaciones con los propios. Esos valores son importantes y forman parte de los genes de la compañía ahora perteneciente a Disney. Pero cinematográficamente se siente corta.

La historia de búsqueda del padre perdido, del amor fraternal y la unión familiar conecta con un sector de los espectadores que sin duda verán reflejados sus sentimientos y potenciarán su experiencias en la cinta. Sin embargo, es precisamente a causa de lo genérico de sus personajes que la trama pierde parte de su impacto en aquellos que no se notan representados y que miran a protagonistas con los que no terminan por empatizar, y cuyas acciones lucen desmotivadas.

Unidos” es una buena producción entretenida con una superficie atractiva pero cuyo corazón late débilmente, quizás porque faltó un no se qué que qué sé yo, o tal vez es cierto que la fórmula de Pixar ha llegado al momento de tener que renovarse.